viernes, 27 de enero de 2017

Estamos a solo dos minutos del fin del mundo







http://www.playgroundmag.net/

Un equipo de científicos, entre los que hay 16 premios Nobel, han adelantado las agujas del Reloj del Apocalipsis. Quedan 2 minutos y medio para la medianoche eterna

apocalipsis  
Llevábamos 64 años sin estar tan cerca del apocalipsis como lo estamos ahora. Y Donald Trump tiene la culpa de ello. El Boletín de Científicos Atómicos, entre cuyos miembros hay 16 premios Nobel, ha anunciado el que Reloj del Juicio Final está solo a 2 minutos y medio de la medianoche.

¿Qué significa eso?
El Reloj del Juicio Final es, por supuesto, un artefacto simbólico que sirve para advertir a la humanidad de lo cerca que nos encontramos del fin del mundo, que se representa con la medianoche. Se creó en 1947 en la estela del Proyecto Manhattan, el plan gracias al cual se construyeron las primeras bombas atómicas.
En ese momento el planeta entró en una fase en la que el más mínimo error de cálculo podría suponer la aniquilación de todas las especies. El reloj se llegó a acercar peligrosamente a la medianoche en 1953, cuando la URSS probó sus bombas de hidrógeno recién creadas.
Dos minutos nos separaron del apocalipsis durante los años de la guerra fría hasta que en 1991, con la destrucción del bloque soviético, el reloj se retrasó a 17 minutos de la medianoche. La humanidad estaba fuera de peligro.
Sin embargo, ahora volvemos a estar a unos pasos del abismo. "La retórica nuclear está ahora suelta y es desestabilizadora. Estamos más que nunca convencidos de que las palabras importan, las palabras cuentan", ha declarado Thomas Pickering del Boletín de Científicos.
   

Gráfico reproducido del medio Bloomberg
Pero de acuerdo al equipo científico, ahora las bombas nucleares no son la única causa de preocupación. La negación del cambio climático y la profusión de noticias falsas también forman parte de las causas del armagedón. Y Donald Trump es, en ese sentido, la persona que más daño ha hecho en ese sentido en tiempos recientes.
Para el equipo científico, ahora las bombas nucleares no son la única causa de preocupación. La negación del cambio climático y la profusión de noticias falsas también forman parte de las causas del armagedón.
" El cambio climático no debe ser un asunto partidista. La administración Trump tiene que indicar clara e inequívocamente que el cambio climático, causado por la actividad humana, es una realidad", ha asegura David Titley, experto del Boletín en el cambio climático.
" Nunca antes el Boletín había decidido adelantar el reloj debido a las declaraciones de una sola persona. Pero cuando esa persona es el nuevo presidente de los Estados Unidos, sus palabras importan", escribió Titley junto con Lawrence M. Krauss en un artículo de opinión del New York Times.
Por el momento, solo nos queda tragar saliva y esperar que las agujas del fatídico reloj no avancen más.
Tags: 




"Luna y lavanda."




lavender and moon:

"Mirar el presente..."

Para reflexionar... • ❁ GO! NAMASTE ॐ #yopiensoenpositivo #piensoenpositivo #pienso_en_positivo #citas #hooponopono #motivacion #emprendedores #emprende #vive #yoga #felicidad #publicidad #namaste #love #smile #happy #go @by.piensoenpositivo . 🔝Compártela Etiqueta a Otros🔝 PIENSA EN POSITIVO VIVE EN POSITIVO:




lunes, 2 de enero de 2017

En este nuevo año, que salga lo malo y entre lo bueno





https://lamenteesmaravillosa.com/


Capítulo 2017. Página número 1. Un nuevo año comienza, lo que supone una excusa perfecta para provocar la salida de lo malo y favorecer la entrada de lo bueno.
2016 ya es historia y, con él, se cierra un ciclo. Un ciclo que trazamos de manera imaginaria pero que nos sirve como punto de inflexión para maquillar nuestros proyectos, manejar nuestras distancias y aclarar la mente.
En este 2017 recuerda que, si quieres ser alguien especial, debes ser tú mismo. Que puedes ganar con el quiero la guerra del puedo. Que las “grandes cosas” no son tan significativas como las pequeñas sino que los pequeños detalles nos hacen ver la felicidad que hay en lo sencillo de la vida.
 
No olvides que los mundos sutiles encierran belleza en sus cosas efímeras, las cuales nacen para ayudarnos a volar y a SOLTAR.
Seré más clara aún: no arruines las 365 oportunidades que tienes desde hoy llevando al futuro un pasado que ya no existe. Pisa el pasado, ese que te angustia. Dale al botón de actualizar y reinicia tus emociones.
Recarga tu batería y suma esperanza de vida. Porque, aunque nada cambie de un segundo a otro, el cambio de año es tan simbólico que puedes acompañar el cambio con un toque de dulzura.
Puedes romper con algo y amortiguar el golpe. Ahí está la magia de los comienzos.
Durante este año no te olvides de que no hay mejor regalo que compartir un momento con las personas que quieres.
No olvides que una cara bonita envejecerá, un cuerpo bello cambiará, pero la cultura permanece en el estudio de uno mismo.
  
No dejes que sean los convencionalismos los que elijan cómo vivir tu vida. No permitas que el segundero de tu reloj deje de marcar el tiempo que te dedicas a ti. Recuerda, también, que no son los kilómetros los que ponen distancia, sino las actitudes que permanecen.
Planea sobre tu nueva vida, cierra ciclos, acaricia puntos finales y relata nuevos textos con el lenguaje de tus emociones.


Comienza la aventura. Haz lo que amas y recupera la pasión.

No te olvides amar intensamente, sobre todo a la persona que aparece cada mañana frente al espejo.
Cuida de tu salud y haz todo lo que puedas por la de quienes te rodean. Bendice el tiempo que pasas con tus rosas, porque es eso lo que las hace especiales.
Aléjate de las personas que viven en una queja constante, pueden arruinarte la vida. Haypersonas conflictivas que nos agotan, que nos chupan la energía y que aniquilan nuestra capacidad de reacción. Así que tómate esto en serio: alejarse de los conflictos mejora nuestra salud física y emocional.
 
Cuando llegue el día de tu cumpleaños, no te lamentes de envejecer, es un privilegio negado a muchos. Sumar canas, arrancar hojas en el calendario y cumplir años debería ser siempre un motivo de alegría. De alegría por la vida y por lo que estar aquí supone.
La felicidad en la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar. Así que en este año nuevo disfruta de lo sencillo, de lo que te da FELICIDAD DE LA DE VERDAD.
Recuerda que, A VECES, la sociedad es egoísta, no esperes que los demás valoren lo que haces o no haces. Hazlo tú. Ten seguridad en ti y en lo que construyes. No hagas castillos en el aire, no vendas humo. Aprecia lo que tienes y no desees en exceso lo que no tienes.

  
Que todo lo bueno te siga, te encuentre, te abrace y se quede contigo. Que el resto pase de largo. Que todo aquello de lo que puedas aprender se haga en tu vida, aunque sea para ofrecerte la lección.
Que hagas tuya cada lección, que moldees cada piedra en tu camino. Que pintes rayas y puntos finales. Que tropieces, que te caigas. Que escribas puntos suspensivos con cada rebote cuando vengan malos tiempos. Que puedas crecer y que puedas vivir.
Por favor, no te olvides de que el amor no se mendiga y que si tienes que hacerlo NO ES AMOR. Ten muy presente que las relaciones abusivas están a la orden del día, que debes examinar lo que te aportan.

  
Porque puedes tener muy presente algo, que debe importarte quien te aporte y que en verdad no existe la total falta de tiempo. Recuerda esto y no lo olvides: si no percibes interés, eres libre de alejarte. No te sientas culpable de desearlo.
Que seas consciente de lo bueno y lo malo. Que sepas, porque lo has podido experimentar, que todo lo bueno de la vida despeina. Que es mejor vivir revolucionado mirando al horizonte. Que la mejor manera de estar a salvo es temer la mediocridad…
Y que todo fluye, aunque a veces el tiempo nos amenace. Y que hoy, las manillas del reloj y las hojas del calendario están a tu favor. Así que, por favor, NO TE OLVIDES DE VIVIR TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA.



Un animal prehistórico y fantasmal es filmado por primera vez (VIDEO)



http://culturacolectiva.com/


Es la primera vez que los científicos pudieron apreciar a un Hydrolagus trolli. Mejor conocido por su nombre común, el tiburón fantasma ahora también puede ser visto por el público en general.También conocido como “quimera azul de nariz afilada”, fue visto por primera vez en 2002 en las profundidades de los mares australianos. Fue entonces que quedó registrado como una nueva especie en el mismo año.En aquel año, los descubridores dieron con 23 ejemplares y los capturaron. Pero esta es la primera vez que se puede apreciar a la especie en su hábitat.



El Instituto Acuario de Monterey –en California, Estados Unidos– liberó las grabaciones del curioso animal realizadas en 2009. Los investigadores lo encontraron, junto a siete ejemplares más, a 140 kilómetros de la bahía norteamericana y lo hicieron de casualidad, debido a que buscaban a otra especie de quimera.Una vez que las imágenes fueron apreciadas en detalle por el equipo del instituto, las características del animal eran diferentes.

“Sólo conocemos de la existencia de 30 tiburones fantasma. Los 23 de Australia y los siete que pudimos grabar” explicó Lony Lundsten, coordinador del trabajo que llevó al descubrimiento del animal, al periódico El País. “Que primero haya sido vista en el hemisferio sur y posteriormente en el norte es una gran noticia para su conservación”.
http://culturacolectiva.com/wp-content/uploads/2016/12/tiburon-fantasma.jpg
*Fuente: National Geographic
Los científicos grabaron a estos animales con vehículos operados con control remoto (ROV por sus siglas en inglés), pero no fue una tarea sencilla. Este tipo de tiburones son muy veloces y escurridizos.Otro de los problemas para encontrar a esta especie es que suelen ser solitarios. Los expertos califican como “terrible casualidad” la de haber visto a siete de ellos.
Sus ojos están adaptados a las profundidades marinas, donde vive. Su cuerpo es blanco “lechoso”, según la descripción de los científicos. En la zona del cerebro, tiene puntos que se cree pueden ser sensores de movimiento, para identificar a sus presas. Además, sus dientes son diferentes a los de los tiburones conocidos: no tienen varias filas, sino una placa dental, parecida a la de los pericos, pero más grande y poderosa.
http://culturacolectiva.com/wp-content/uploads/2016/12/tiburon-fantasma-1.jpg
*Fuente: CNN

Es un antecedente “misterioso”, debido a que no se sabe muy bien cuál fue su ruta de evolución con respecto a sus abuelos, los tiburones que existieron hace más de 300 millones de años.Su nombre científico fue elegido en honor del biólogo marino Ray Troll. El investigador fue uno de los principales estudiosos de esta raza –y otras familias más– de tiburones.

domingo, 1 de enero de 2017

Experimentos sociales que muestran lo mejor y lo más cruel de las personas


http://culturacolectiva.com/


Serás todo lo guapa que quieras
Pero dime… Si el mundo fuera ciego,
¿A cuánta gente impresionarías?
Joaquín Sabina
¿De qué te arrepientes? ¿Qué es lo mejor que te ha pasado? ¿Qué tan racista eres? ¿Qué es labelleza para ti? ¿Podrías someterte al detector de mentiras frente a tus seres queridos? Qué tal una cena con extraños a oscuras, ¿Besarías a alguien sin verlo? ¿Contarías tu mayor secreto a un extraño? ¿A qué le tienes miedo?
Piensa la respuesta de cada una de estas preguntas y te sorprenderá darte cuenta de que quizá no la sabes, y es que todos tenemos miedos, sueños y secretos, quizá unos más claros que otros, pero nadie se escapa de ellos. 
A continuación te presentamos algunos experimentos que muestran las increíbles reacciones de los participantes, algunas  de ellas son bellísimas, pero otras son desagradables y muestran el lado cruel de los seres humanos, podrás ver el desprecio, la discriminación, el rechazo y la sorpresa en cada uno, ahora, imagina si estuvieras en su lugar, ¿qué harías?
Borrón y cuenta nueva: La Pizarra de los arrepentimientos

¿Hay algo que siempre has querido? ¿Qué es lo que nunca has hecho?, ¿de qué serías capaz para lograrlo? Sí hoy tuvieras la oportunidad de cumplir tres deseos, ¿cuáles serían? Nadie dijo que vivir y ser quien realmente eres fuera fácil, luchar por lo que quieres resulta tarea de superhéroes actualmente, pero también es cierto que cada paso, cada persona, cada acierto y cada error forman parte de lo que somos y de lo que serás en los próximos años. “La pizarra de los arrepentimientos” fue un experimento realizado en Nueva York, en la que se podía leer: “Escribe tu mayor arrepentimiento”; la gente comenzó a escribir sobre las cosas de las cuales se arrepentía. Las palabras Nunca y No fueron dos constantes; escribió gente que no había ido a la universidad, que nunca había viajado, que no había encontradoel amor o que nunca había intentado vencer sus miedos; se pudieron leer oportunidades no tomadas y palabras nunca dichas que resultaron en sueños que nunca se realizaron. ¿Cuáles serían tus palabras? Estás a tiempo, tómalo con calma pero no dejes que pase demasiado y persigue lo que quieres.

Tinder: expectativa vs realidad

¿Sabes cuál es el mayor miedo de los hombres que coquetean  en Internet? Sí, la respuesta es cruel y al mismo tiempo obvia, ellos tienen miedo de que la chica con la que coquetean no sea tan guapa como parece, temen que sea gorda y que no cumpla con sus expectativas, mientras que para las mujeres el mayor miedo es encontrase con un psicópata o asesino, gran contraste.
Este experimento planeó una cita para que dos personas que había coqueteado por Tinder se conocieran; los realizadores jugaron con las expectativas y la realidad, y lo que pasa es impresionante. La reacción de algunos podría generar molestia, pero otras son maravillosasr, te divertirá saber qué es lo que pasa y, sobre todo, qué es lo que no debes hacer jamás si has conocido a alguien en línea.



Una traducción Racista

La discriminación se presenta todo el tiempo en todas las esferas sociales pero pocos la identifican; está en los chistes, en el lenguaje, en la forma en la que miras a los otros y a ti mismo, está en la forma en la que reaccionas, en lo que haces y en lo que no haces.
Este experimento dejó ver de manera muy clara cuál es la postura de cada persona ante la discriminación, algunos se ríen, otros son tajantes y protectores, mientras que algunos son solidarios o simplemente indiferentes. ¿Cuál es tu caso? ¿Te ha pasado? Seguro que sí, pero a veces estamos tan acostumbrados que ni siquiera lo notamos, echa un vistazo, las respuestas son claras.



Cena a oscuras


¿Cómo se ve un árabe? ¿Qué es un geek? ¿Cómo debes de lucir si trabajas en la moda? Si eres investigador, empresario, deportista o  profesor de historia, ¿qué ropa debes usar? ¿Cómo expresarte de manera correcta?
El Manual de Carreño está fuera, las buenas costumbres y los prejuicios también, es relativo, lo que nunca va a pasar de moda son los principios, el trato justo y digno para los demás será importante hasta el fin de los tiempos. Por ello, este fue el resultado de sentar a seis desconocidos para conversar en una habitación oscura, ¿quieres saber qué pasa? La respuesta es fascinante, cuando encienden la luz nadie cree lo que ven: “Las etiquetas son para las latas, no para las personas”.

4 Minutos de Contacto Visual


“Una mirada dice más que mil palabras”, “Los ojos son la ventana del alma”, o cuando ocultas algo “Basta echar un vistazo a la profundidad de los ojos, ellos no mienten”, son frases que encierrar la importancia de algo que pensamos no tiene importancia: mirar. El contacto y la comunicación que tenemos con las demás personas  ha cambiado con los años debido al estilo de vida y a las nuevas tecnologías, pero nunca cambiará el poder de una sonrisa sincera, de un abrazo o una mirada llena de recuerdos, ilusiones o miedo.
 Los resultados de este experimento social son conmovedores. ¿Lo has hecho? Inténtalo, las sensaciones son increíbles.
“Kiss me now, meet me later”


¿Cómo sabes que es el indicado o que ella es la chica de tus sueños? El primer beso es muy importante cuando sales con alguien, es un paso para las relaciones o simplemente es el cumplimiento del deseo, pero ¿cómo surge la química entre dos personas? Puede ser a partir del contacto entre los labios de ambos, cuando le escuchamos hablar, cuando nos mira o cuando nos toca. Este experimento nos muestra a algunos valientes que accedieron a besarse con alguien a quien nunca habían visto y que quizá en otras circunstancias sería imposible, y  muestra la importancia de las palabras, del toqueteo y del coqueteo, no todo es la apariencia, el secreto está en lo que haces sentir a los demás, en lo que trasmites y en lo que otros te dan a ti.

“I´m taking pictures of things I find beautiful”


Shea Glover tomó una cámara y salió a grabar la reacción de la personas cuando les pidió fotografiarlos y les dijo que eran hermosos, que les encontraba agradables e interesantes.
Está comprobado, la sonrisa no sólo es la mejor carta de presentación, crea vínculos y rompe el hielo, también hace que luzcas mejor, que resultes más agradable para los demás y para ti mismo; sonreír te hace más atractivo. 
Secretos de un extraño


¿Cuál es el mayor secreto de las personas? No, no es un terrible acontecimiento, no es un amor perdido o haber lastimado a alguien más… “Secretos de un extraño” te mostrará cómo puedes ser tan cercano y tan ajeno a lo que pasa en la vida de los que te rodean.
Tu madre frente al detector de mentiras


Saber a qué edad tu mamá perdió la virginidad o si ha hecho un trío puede ser impresionante, saber qué es lo que piensa de ti, qué le hubiera gustado que estudiaras o si ha hecho cosas que jura que jamás te perdonaría es algo que probablemente nunca sabremos, pero este experimento social muestra que los secretos, así como la verdad incondicional y los valores, son cosas que se heredan y se aprenden; una mezcla de preguntas  puntillosas, temas íntimos y madres e hijos frente a un detector de mentiras son parte de este video. Esta mezcla muestra lo divertido y desconcertante de conocer a quien te crió y quien quizá te enseño la mayor parte de lo que hoy sabes.

Besarse con un extraño, escuchar confesar a tu madre algunas verdades, tener una cita a ciegas con alguien que conociste en Internet, contarle tus secretos a un extraño, mirar a alguien durante cuatro minutos o cenar a oscuras con un par de desconocidos es lo que debes intentar al menos una vez en la vida; se trata de conocer, de conocerte y aprender de los demás, cada uno de estos experimentos muestra el lado oscuro y lo más amable de las personas en situaciones que, aunque pareciera que no, son cotidianas. 

"Atardecer"


първия залез на 2017.Нека новата година ви донесе всичко хубаво,което старите не са успели,нека е начало на един по-красив живот изпълнен с много Здраве усмивки и любов! Честита нова година на всички !




miércoles, 19 de octubre de 2016

The Arena - Lindsey Stirling


"El silencio" ....





No olvides recordar







http://cultura.elpais.com/

Paloma Díaz-Mas publica un libro de gran intensidad sobre el alzhéimer y la memoria colectiva.



No olvides recordar 

Paloma Díaz-Mas (Madrid, 1954) es autora de Anagrama desde hace décadas. La mayoría de sus libros han sido editados bajo ese sello. Fue finalista del Premio Herralde en 1983 con El rapto del grial, consiguiéndolo casi 10 años después conEl sueño de Venecia. Otros libros suyos fueron La tierra fértil (Premio Euskadi y finalista del Premio de la Crítica en 2000), así como los de relatos autobiográficosUna ciudad llamada Eugenio (1992), Como un libro cerrado (2005) y Lo que aprendemos de los gatos (2014).
Edita estos días Lo que olvidamos, un firme al tiempo que delicado artefacto literario que el talento de Paloma Díaz-Mas construye alrededor de una experiencia terrible y emocional: la enfermedad de Alzheimer de la madre de la protagonista. El tema de la recuperación del pasado, de la recreación, invención y reescritura de los recuerdos es un lugar común en su literatura. Ya estaba enComo un libro cerrado: lo literario como resorte del olvido, como catalizador de la invención y el recuerdo. Como un libro cerrado no dejaba de ser narraciones 
autobiográficas, pero es que también en cualquiera de sus novelas —El sueño de Venecia, por ejemplo— ambientadas en épocas pretéritas, la idea es la misma: la historia que se narra es la que se mueve entre la luz y la oscuridad, el azar sobre qué recordamos y olvidamos y cómo inventamos o reconstruimos la historia y las historias.
Desde la primera frase hasta la última, en Lo que olvidamos somos los ojos, la voz y el dolor de una hija ante el derrumbe interior de su madre. Un tono sobrio y contenido, ajustan su respiración a la lectura sabiendo que el relato ha de ser un documento fidedigno, riguroso sin que se nos cuele ni la ficción ni la trascendencia. Un realismo que duele, hecho a veces con una prosa de regusto lírico casi a su pesar, limpia y definitiva. Escalón a escalón bajamos a un infierno sin épica ni esperanza. Tan aterrador como tierno, compasivo, cálido, brutal. Las visitas al centro, el abismo entre la mujer que fue y el cuerpo que es ahora, la extrañeza primero y lo aterrador después, de lo cotidiano. Díaz-Mas no carga las tintas pero tampoco nos ahorra nada. Esta primera parte de esta novela es un testimonio casi documental. El tictac del reloj. Cuando llega la novelista, el libro crece. Lo hace tanto con una segunda historia como con el laberinto personal de la autora. Aquélla sobre otro enfermo que ha sido político de la Transición y que la narradora descubre casi al azar. Este hombre, Pedro, tampoco sabe quién fue, su mente se deshizo. Pero es la excusa para hablar de qué ha hecho este país con su memoria, con las personas que hicieron de nosotros lo que somos y que nadie explica ni recuerda ni tan siquiera inventa o malinterpreta. Sin embargo, Díaz-Mas decide no darle mucho más recorrido, quizás para evitar que la novela se le coma algo que parece un testimonio autobiográfico.
La novelista también aparece para jugar con la idea de lo esencial y al mismo tiempo contingente de un regalo de amor, una amiga de infancia o una anécdota. Esencial para explicarnos, para narrarnos, para perdurar como relato en boca de otros, pero para nada más. No necesitamos los objetos, las casas en las que vivimos, ni tan siquiera las personas mientras contemos con el músculo del recuerdo y el olvido.
Lo que olvidamos es un libro breve pero de una intensidad tremenda. Escrito sin concesiones, emotivo en la ternura y en la caricia dada sin trascendencia. Guiada por una necesidad primero de no literaturizar la realidad, anatemizar la invención, para después, trascender sin traicionar ese propósito con la ficción. La autora, en casi todo momento, sabe llevar a buen puerto el libro. Es novedosa la muerte de alguien que nos deja años y años un cuerpo desagradecido, ausente, incluso capaz de mezquindades e injusticias. Y más para una hija, para una escritora. Díaz-Mas sabe gestionar casi siempre las distancias adecuadas. En las ocasiones que no lo consigue, es cuando a la narradora le gana el pavor de que muchas de las historias familiares, retazos de su infancia, de su madre, recuerdos, botones, postales, secretos sólo puedan perdurar si son escritas, si aparecen en el libro. Aquí, la literatura se abrasa a ratos de lo particular narrativamente innecesario. Sin embargo, el libro se resuelve espléndidamente. Es el triunfo de lo literario sobre lo meramente maquinal. La mirada del artista que da vida a la fachada de una casa derrumbada por dentro.
Lo que olvidamos. Paloma Díaz-Mas. Anagrama. Barcelona, 2016. 165 páginas. 
Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2016/10/13/babelia/1476359965_028768.html#?ref=rss&format=simple&link=guid




sábado, 10 de septiembre de 2016

El amor es una goma elástica




Mi madre, una señora dos veces viuda de casi setenta años, se enteró al mismo tiempo de dos novedades sobre su único hijo varón. Primero le dijeron que me había dado un infarto, que yo estaba grave en el extranjero y que mi vida pendía de un hilo; un rato después le confirmaron que durante la desgracia no me acompañaba mi esposa ni mi pequeña hija, sino una mujer desconocida a la que mi madre bautizó inmediatamente “la otra” y a quien le adjudicó la culpa de mi episodio cardíaco, de mi desbarranco sentimental y de mis futuras desgracias económicas.
Chichita, mi madre, es así. No le gustan mucho las medias tintas.
Una vez que supo que además de infartarme me había divorciado, sacó un pasaje a la ciudad del extranjero donde yo agonizaba. Su objetivo era llegar a tiempo para poder matarme con sus propias manos, antes de que lo hiciera el coágulo de grasa que me obstruía el corazón.
—Por favor, que alguien la detenga en el puerto —le decía yo a mi mejor amigo Chiri, por teléfono, mientras dos enfermeras me entubaban en el hospital.
En el barco que la llevaba a mi encuentro, Chichita lloraba y lloraba. Intentaba calmarse, pero no podía decidir qué situación la ponía más triste, si el infarto o la separación matrimonial. De hecho, evitó contarle a su propia madre Beatriz (de casi noventa años) lo que me había ocurrido.
Mi abuela había estado casada un millón de años con mi temible abuelo Marcos, y jamás se le había pasado por la cabeza el divorcio. Chichita le ocultó a su madre la desgracia del nieto para preservarla de las tristezas, pero si hubiera tenido que hacerlo (me dijo después) le habría informado sobre el episodio cardíaco y no sobre el cambio en mi estado civil. A mi madre lo segundo le parece más trágico.
A mí me cuesta pensarlo en esos términos, porque una de las dos noticias es una decisión meditada, abre puertas de esperanza en la habitación del futuro, y sobre todo libera a una pareja de su error.
La otra noticia sí es preocupante: se trata de la peligrosa lesión de unos tejidos en el pecho que provocan que la pobre víctima (es decir yo) ya no pueda disfrutar nunca más del queso semi curado y del resto de los placeres de la vida.
Para mí no hay punto de comparación entre un infarto y un divorcio. Pero, ¿esto que siente mi madre es puramente generacional? Sospechar que en una separación solamente puede caber la tristeza, o que es un dolor equiparable a una enfermedad mortal, ¿es algo que sienten las señoras de casi setenta años, dos veces viudas, católicas, sudamericanas y educadas en la perdurabilidad del amor, o es un prejuicio extendido?
Lo que hice unas semanas más tarde, cuando los médicos me permitieron volver a escribir, fue testear esta pregunta entre un grupo más variopinto.
Escribí un relato sobre los detalles de mi infarto en donde, de un modo lateral, sin explicar mucho y haciéndome el desentendido, dejaba entrever también que me había divorciado. Y un martes cualquiera publiqué el texto en mi blog, donde suelen ir a entretenerse lectores de edades y geografías diversas que conocen bastante bien mi vida privada.
Les quise contar a ellos el asunto del mismo modo que se enteró Chichita, es decir de sopetón, para espiar sus reacciones en los comentarios.
Lo que hice fue simple: envolví la noticia de la separación entre otras novedades de la trama, como si fuese un elemento sin importancia de la banda sonora:
“Si hubiera tenido que elegir el peor momento para morirme habría sido ese”, escribí. “No solamente estaba en un país que no era el mío; también me había separado de Cristina después de quince años y la única persona que sabía que yo estaba en Uruguay con Julieta era la propia Cristina; y para peor, el equipo de fútbol más bullicioso de Montevideo acababa de salir campeón y el tráfico a los hospitales era imposible.”
Después de ese párrafo seguí con la narración cardíaca hasta el final, haciéndome bastante el boludo sobre el otro asunto.
El resultado fue alucinante. A la mayoría de los lectores les importó poco o nada que yo haya estado al borde de la muerte. Minimizaron mi tragedia, les chupó un huevo que ya no pudiera fumar ni almorzar fritangas ni cosechar porro en mis macetas. El gran debate de los comentarios del blog fue la grandísima tragedia de la separación.
En el fragor de la charla grupal, muchos dieron por sentado que mi exmujer había sido abandonada, o por lo menos que estaba sufriendo, sintieron tristeza o decepción por la noticia del divorcio y casi ni les llamó la atención la trama principal, ni los detalles sobre el infarto de miocardio.
Una lectora mexicana grabó un video en Youtube diciendo que yo era un miserable.
Otro lector aportó una frase de Enrique Jardiel Poncela:
“El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes, sujetándola con los dientes; un día, uno se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices”.
Otro grupo muy divertido, que entiende bien la fusión entre vida y literatura, confesaba que iba a echar de menos a Cristina como personaje de mis historias, y que rechazaría con prejuicio cualquier aparición futura de Julieta, mi nueva pareja, a la que bautizaron con seudónimos horribles.
Se habían convertido todos en Chichita.
Ese relato, que tiene más de doscientos comentarios muy singulares en los que yo no participo ni respondo (por primera vez en los doce años de mi blog), apareció unos días después en un periódico muy popular de la Argentina y mi abuela Beatriz, la anciana que no debía enterarse de lo que me había pasado, se enteró.
Mi madre fue a visitarla la tarde siguiente y mi abuela estaba más silenciosa de lo habitual. Después del té, madre e hija se sentaron a ver la televisión. Mi abuela entonces preguntó sin vueltas:
—¿Así que Hernán tuvo un infarto?
Mi madre, sorprendida, le dijo que sí.
—Decile que se cuide, que no sea pavo.
Mi madre asintió otra vez y las dos volvieron a quedarse en silencio. Al rato mi abuela arremetió de nuevo:
—¿Y es verdad que se separó, como dice el diario? —preguntó con los ojos suspicaces.
Chichita suspiró profundo, previendo el melodrama, y le dijo que sí, que Cristina y yo ya no vivíamos juntos. Entonces mi abuela Beatriz bajó la vista:
—Ay, nena, qué suerte —dijo—, si yo hubiera podido hacerlo, en mis tiempos.
http://editorialorsai.com/blog/post/