domingo, 21 de agosto de 2016

Jenga - 7 A M





https://www.youtube.com/watch?v=uDagBQfsLMI




Cuando Pienso en Ti - Desire Mandrile




https://www.youtube.com/watch?v=1wdOijZsu7A




" Toda la vida, pero no todo el tiempo " ...






Con el tiempo queremos más, pero a menos gente







http://www.rinconpsicologia.com/


                                                                                                                                                             
                                                                                                                                                                 


Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos, buenos y bien conocidos”, dijo Mateo Alemán, un novelista español. Y lo cierto es que no andaba desacertado ya que con el tiempo vamos aprendiendo a querer más, pero a menos personas.

Lo cierto es que las experiencias vitales que vamos viviendo hacen que nuestro círculo de amigos sea más selecto. No se trata de que nos desencantemos o de que nos convirtamos en antisociales sino de que vamos separando la paja del grano y finalmente comprendemos que no importa la cantidad sino la calidad de las relaciones que establecemos.

Los años nos ayudan a elegir mejor


A medida que maduramos también ocurre otro fenómeno: nuestras prioridades cambian y nos interesa más rodearnos de las personas que realmente cuentan, de gente que nos aporte y que mire en nuestra misma dirección. A medida que nos queda menos por vivir, comprendemos que nuestro tiempo es una posesión valiosa y es comprensible que solo queramos compartirlo con ciertas personas. Por eso, poco a poco, vamos decantando nuestro círculo de amistades.

De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Rochester desveló que a los 20 años priorizamos la cantidad de amigos sobre la calidad de estos, y así nos sentimos a gusto. Sin embargo, a medida que pasan los años comenzamos a priorizar la calidad sobre la cantidad. A partir de los 30 años, tener amigos verdaderos es lo que nos ayuda a mantenernos alejados de la depresión y la soledad, mejorando nuestro equilibrio emocional. 


La amistad duplica las alegrías y divide a la mitad las tristezas


A lo largo de la vida también va cambiando nuestro concepto de amistad. Durante la infancia prácticamente todos los compañeros de clase son nuestros amigos, pero al llegar a la adolescencia y la juventud vamos perfilando ese grupo de amigos, que es más cerrado pero sentimos una mayor pertenencia ya que compartimos los mismos intereses y valores. En ese momento de la vida estamos buscando nuestra identidad. 

Sin embargo, más tarde, alrededor de los 30 años, cuando ya hemos encontrado nuestro lugar en el mundo y sabemos lo que queremos, seleccionamos mejor a las personas que nos rodean, las elegimos en base a lo que nos aportan y cómo nos hacen sentir. En ese momento queremos a nuestro lado a personas que no solo dupliquen la alegría sino que también nos ayuden a aliviar las penas. Queremos a amigos que nos comprendan y nos hagan sentir que somos importantes para ellos. 

Con el tiempo aprendemos a valorar la amistad y nos convertimos en mejores amigos


Con el tiempo no solo elegimos mejor a nuestros amigos sino que también nos damos cuenta de su importancia. Las experiencias que hemos vivido nos han demostrado la importancia de tener un hombro sobre el cual llorar, a una persona que nos motive cuando nadie más lo hace o simplemente a alguien que esté a nuestro lado.

Por eso, compensamos los “amigos” que vamos perdiendo con la madurez con relaciones mas profundas y comprometidas. Queremos a menos personas, pero queremos más, nos comprometemos más. Con esos amigos del alma creamos un vínculo más profundo que no solo resiste el paso del tiempo sino también los desencuentros y las diferencias de opinión. Podemos enfadarnos, pero sabemos que estará a nuestro lado si le necesitamos. 

Sin duda, en el mundo de las redes sociales, donde muchos están obsesionados con el número de amigos e incluso presume de ello, este es un mensaje sobre el que debemos reflexionar.


Fuente:

Carmichael, Cheryl L.; Reis, Harry T. & Duberstein, Paul R. (2015) In your 20s it’s quantity, in your 30s it’s quality: The prognostic value of social activity across 30 years of adulthood. Psychology and Aging; 30(1): 95-105.


Rincón de la Psicología 

" Bengala al cielo "


https://500px.com/photo/



  

































BY : Jake Olson Studios

" Simplemente... "


https://500px.com/photo/




By :  Marat Safin

Dracula lived in Brittany actually


https://500px.com/


Château de la Bretesche by night ; By : Loïc Lagarde

sábado, 20 de agosto de 2016

Si no puedes cambiar la situación, cambia tu mente





http://www.rinconpsicologia.com/



 
 Hay situaciones que podemos cambiar, hay otras que no. Y mientras antes lo asumamos, antes dejaremos de sufrir por ellas. Cuando una persona no quiere permanecer a nuestro lado, poco podemos hacer para retenerla. Si perdimos una oportunidad de trabajo, de nada vale lamentarse. Por muy proactivos, entusiastas y positivos que seamos, hay situaciones que no podemos cambiar. En esos casos solo nos resta cambiar nuestra mente.

Los peligros de la no aceptación


Hay situaciones que, si no podemos cambiar, debemos aceptar. Cuando no las aceptamos se convierten en un asunto pendiente, en un obstáculo que nos drena la energía. Sin embargo, el auténtico milagro ocurre al aceptarlas ya que en ese proceso de supuesta rendición, crecemos y logramos pasar página.

¿Qué sucede cuando no aceptamos una situación que no podemos cambiar?

1. Nos mantiene estancados. Si tenemos delante un muro y nos ofuscamos intentando echarlo abajo pero no lo logramos, nos frustraremos y nos quedaremos lamentándonos. De esta forma, terminaremos estancados en nuestro camino. Al contrario, si intentamos probar otras soluciones, podremos seguir avanzando, no a pesar del muro, sino precisamente gracias a este.

2. Nos hace infelices. Cuando no logramos cambiar la situación o los demás no cumplen con nuestras expectativas, la frustración puede crecer hasta alcanzar niveles insospechados. Al atarnos a ese problema nos impedimos ser felices, es como si fuera una enorme piedra que nos obligamos a arrastrar, aunque en realidad nos gustaría soltarla, pero no sabemos cómo hacerlo.

3. Nos impide ver las oportunidades. Un problema o una situación negativa, sobre todo cuando se mantienen a lo largo del tiempo, suelen generar frustración. Y en ese estado no solo somos incapaces de pasar página sino que ni siquiera nos damos cuenta de las soluciones y oportunidades que pasan por nuestro lado. No aceptar un hecho es cerrarse a las oportunidades, eligiendo permanecer en el pasado.

No es la situación, es cómo reaccionas


A menudo confundimos la realidad con nuestras reacciones. Sin embargo, es importante tener presente que no es la situación en sí la que genera frustración, sufrimiento o ansiedad, estas son tan solo nuestras respuestas ante hechos que no podemos, o no queremos, gestionar. Se trata de una diferencia sustancial ya que de esta forma podrás separar el acontecimiento de tu reacción ante este. Y darte cuenta de que estás reaccionando ante un significado, no ante un hecho. 

De hecho, en muchas ocasiones somos nosotros mismos quienes añadimos más leña al fuego, imaginando los peores escenarios posibles o dejando que las emociones negativas nos sobrepasen y tomen el mando. De esta forma solo conseguimos empeorar la situación, cuando el objetivo es lograr sentirnos mejor. En práctica, terminamos perdiendo la perspectiva de que lo bueno y lo malo, lo negativo y lo positivo se basa esencialmente en nuestros puntos de vista, en la forma en que elegimos reaccionar ante ciertas situaciones.

Muchas de las situaciones que a primera vista podemos considerar como negativas o malas, pueden ser positivas, o al menos adquirir un carácter neutro si sabemos darles la vuelta y sacarles partido.

Por supuesto, no se trata de relativizar todo o de sufrir en silencio. Cuando una situación no nos gusta o se convierte en un obstáculo para lograr nuestros objetivos, debemos intentar cambiarla, pero si no podemos, chocar continuamente contra un muro no servirá más que para hacernos daño. Si no podemos derrumbar esa pared, es mejor que aprendamos a sacarle provecho.

Para lograrlo, es importante tener claro que todo depende de la interpretación, la cual está determinada por nuestras experiencias, expectativas y las emociones que nos están embargando. Sin embargo, lo que estamos viendo no es la única realidad, sino tan solo una faceta de esta. Nuestra reacción ante la situación será la versión final. Por tanto, enfócate en buscar soluciones, no en quejarte. 

Recuerda que la vida no es como quieres que sea, muchas veces es caprichosa e inesperada. Seguirá poniendo problemas a tu paso, así como nuevas oportunidades. Tú eliges si quieres ser una víctima o si prefieres tomar las riendas y aprender a cada paso.

Después de todo, recuerda que nada es para siempre. Si algo te disgusta, intenta cambiarlo, si no puedes, no te tortures y cambia tu actitud. Aprende a abrazar la vida, con todo lo que ello conlleva.
Fuente: Rincón de la Psicología

jueves, 7 de julio de 2016

No te pierdas el impresionante espectáculo de estas 23 jóvenes con un abanico







Si pensabais que lo habíais visto todo sobre un escenario en cuanto a tipos de baile se refiere, es porque aún no habéis tenido la suerte de contemplar a las 23 bailarinas de laMorningStar Dance Academy de Atlanta, EE.UU.Concretamente, me gustaría hacer especial hincapié en su actuación durante la gala Youth America Grand Prix's (YAGP) de 2014, en la que brillaron gracias a su sorprendente destreza con el abanico, hermosamente intercalado con pasos de ballet.La fantástica coordinación de sus miembros, así como loselegantes movimientos, dan lugar a un espectáculo visual sin precedentes que, sin duda, las convirtieron en merecedoras del primer puesto a nivel regional.No te pierdas esta emblemática actuación que actualmente acuña casi un millón de visitas.Si te gusta el baile, quizá te interese la actuación de esta joven, a la que la mismísima Shakira no tiene nada que envidiarle.



Vía: morningstardance

NO VIDEO

Fuente: http://lavozdelmuro.net/

Ciencia forense: ¿Sabías que tus huellas dactilares también delatan todas estas cosas sobre ti?






 Desde hace más de un siglo, las huellas dactilares son utilizadas para dar con la identidad de una persona, ya que ninguna es igual a otra. Las marcas que dejan nuestros dedos dicen quiénes somos, pero gracias a nuevas tecnologías, entregan más información de lo que crees.

No existe el crimen perfecto y tu huella digital puede probarlo, ya que por más que no esté inscrita en ningún registro, deja pistas sobre las características de las personas, ello gracias a los avances en la ciencia forense, que ahora analizan los restos moleculares que poseen dichas marcas y que son invisibles al ojo humano e incluso hasta a los microscopios normales.

Fingerprint Molecular Identification: Lo último en identificación forense


  

Nadie, ni siquiera los gemelos idénticos, poseen las mismas huellas dactilares, ya que estas responden tanto a factores genéticos como al desarrollo uterino, pero esta serie de depresiones en forma de lineas con patrones únicos guardan varias sorpresas.
Sabías que, al dejar un pequeño rastro de tus dedos, palma de la mano o pie, también estás entregando información valiosa a la hora de identificar algo más que tu nombre, ello gracias a una nueva tecnología forense conocida como Fingerprint Molecular Identification (FMID).

Desarrollada por la compañía ArroGen, es el último avance a la hora de obtener pistas de impresiones que quedan sobre cualquier superficie, no importa lo leve que sea, ya que lo que se analiza no son solo los patrones, sino que los restos nano moleculares de aminoácidos y ácidos grasos presentes en los dedos de todas las personas.




Mediante un sistema bastante avanzado que incluye métodos especiales pararecolectar muestras analizarlas en el laboratorio, el FMID puede indicar con gran exactitud el sexo de la persona a la que corresponden la huellas, si consumió drogas, de qué drogas se trata, si ha tenido contacto con algún tipo de explosivos y marcadores metabólicos.
Pensado para usarse en casos policiales de difícil resolución, el Fingerprint Molecular Identification ya demostró ser exitoso a la hora de crear el perfil de un sospechoso y, finalmente, solucionar casos imposibles sin la ayuda de esta nueva tecnología.

Cómo funciona el Fingerprint Molecular Identification


  

La tecnología FMID de la compañía ArroGen, dedicada a desarrollar nuevas técnicas científicas para el área forense, utiliza una serie de elementos que deben usarse de forma cuidadosa, logrando así recolectar lo necesario para el análisis en laboratorio.

Cuando se quiere explorar una escena del crimen, se utiliza un polvo especial en base a partículas capaces de captar información relevante, buscando dar con las huellas, ya sea totales o parciales, existentes en ella.

Una vez que el polvo ya realizó su trabajo, este se recoge usando un tipo de adhesivoespecial sellando las muestras para pasar al laboratorio. En manos de los científicos forenses, se les somete a un análisis con un espectrómetro de masas y láser especial.

La máquina, vaporiza todas las moléculas presentes y luego las analiza dando con resultados bastante específicos y que se pueden obtener de huellas que tengan hasta un mes de antigüedad, entregando pistas ultra valiosas que ayudan a identificar las características y hábitos de vida de la persona a la que se está buscando.

La FMID, incluso puede funcionar en huellas que no sirven para ser cotejadas con bases de datos de identidad, por lo que su importancia es aún mayor y un impresionante avance en el mundo de la ciencia forense, que cada vez le pone las cosas más difíciles a los villanos.


Fuente: http://www.batanga.com/


miércoles, 25 de mayo de 2016

Absolute Magnitude by Timothy Poulton



null

El mejor y más hermoso ilusionista mujer, nadie pensaba que sí!.



Células capaces de combatir contra el Mal de Alzheimer


http://noticiasdelaciencia.com/

 Células inmunitarias llamadas microglías (en verde) pueden ayudar a refrenar el progreso de las placas características del Mal de Alzheimer (en color magenta), limitando los daños generados por estas en las células cerebrales del entorno. (Fotos: Yale University)



Los resultados de un nuevo estudio indican que los conjuntos de ciertas células en el cerebro protegen contra el Mal de Alzheimer al refrenar la propagación de las dañinas placas amiloides.
 
Lo descubierto por el equipo de Jaime Grutzendler, de la Universidad Yale en Estados Unidos, aporta pruebas adicionales de que los subproductos de la inflamación de esas células inmunitarias quizá no tengan la culpa del Mal de Alzheimer que se les ha venido atribuyendo.
 
Por las placas amiloides, el sello distintivo del Mal de Alzheimer, se encuentran grandes cantidades de unas células del sistema inmunitario llamadas células microgliales (microglías). Algunos científicos teorizaron que las toxinas liberadas por las microglías intentando atacar a las placas contribuyen a dañar las células cerebrales de la zona.
 
Usando un modelo de ratón de la enfermedad de Alzheimer, el equipo de Grutzendler, Peng Yuan y Carlo Condello estudió una rara mutación genética del gen TREM2 que bloquea la capacidad de las microglías para responder adecuadamente a ciertas amenazas contra el cerebro. Estos investigadores encontraron que las placas en el cerebro de los ratones con esta mutación estaban recubiertas con fibras puntiagudas proyectándose hacia fuera. TREM2 y su equivalente humano, que en su forma mutada aumentan el riesgo de Alzheimer, parecen ser cruciales a la hora de permitir que las microglías acorralen y contengan el progreso de las placas amiloides, limitando por tanto los daños que dichas placas provocan, tal como razonan los autores del estudio.
Las diferencias en la capacidad de las microglías para acorralar a las placas podrían ayudar a explicar por qué algunos individuos con una gran cantidad de placas amiloides nunca desarrollan los déficits cognitivos asociados con el Mal de Alzheimer. En cambio, en otros individuos, el proceso de envejecimiento podría volver ineficientes a las microglías en su tarea de contención del progreso de dichas placas, contribuyendo por tanto a la pérdida de memoria y de habilidades cognitivas, característica de esa enfermedad, tal como Grutzendler sugiere.


"Saber diferenciar..."






viernes, 13 de mayo de 2016

Si no puedes cambiar la situación, cambia tu mente



http://www.rinconpsicologia.com/



 

Hay situaciones que podemos cambiar, hay otras que no. Y mientras antes lo asumamos, antes dejaremos de sufrir por ellas. Cuando una persona no quiere permanecer a nuestro lado, poco podemos hacer para retenerla. Si perdimos una oportunidad de trabajo, de nada vale lamentarse. Por muy proactivos, entusiastas y positivos que seamos, hay situaciones que no podemos cambiar. En esos casos solo nos resta cambiar nuestra mente.

Los peligros de la no aceptación


Hay situaciones que, si no podemos cambiar, debemos aceptar. Cuando no las aceptamos se convierten en un asunto pendiente, en un obstáculo que nos drena la energía. Sin embargo, el auténtico milagro ocurre al aceptarlas ya que en ese proceso de supuesta rendición, crecemos y logramos pasar página.

¿Qué sucede cuando no aceptamos una situación que no podemos cambiar?

1. Nos mantiene estancados. Si tenemos delante un muro y nos ofuscamos intentando echarlo abajo pero no lo logramos, nos frustraremos y nos quedaremos lamentándonos. De esta forma, terminaremos estancados en nuestro camino. Al contrario, si intentamos probar otras soluciones, podremos seguir avanzando, no a pesar del muro, sino precisamente gracias a este.

2. Nos hace infelices. Cuando no logramos cambiar la situación o los demás no cumplen con nuestras expectativas, la frustración puede crecer hasta alcanzar niveles insospechados. Al atarnos a ese problema nos impedimos ser felices, es como si fuera una enorme piedra que nos obligamos a arrastrar, aunque en realidad nos gustaría soltarla, pero no sabemos cómo hacerlo.

3. Nos impide ver las oportunidades. Un problema o una situación negativa, sobre todo cuando se mantienen a lo largo del tiempo, suelen generar frustración. Y en ese estado no solo somos incapaces de pasar página sino que ni siquiera nos damos cuenta de las soluciones y oportunidades que pasan por nuestro lado. No aceptar un hecho es cerrarse a las oportunidades, eligiendo permanecer en el pasado.

No es la situación, es cómo reaccionas


A menudo confundimos la realidad con nuestras reacciones. Sin embargo, es importante tener presente que no es la situación en sí la que genera frustración, sufrimiento o ansiedad, estas son tan solo nuestras respuestas ante hechos que no podemos, o no queremos, gestionar. Se trata de una diferencia sustancial ya que de esta forma podrás separar el acontecimiento de tu reacción ante este. Y darte cuenta de que estás reaccionando ante un significado, no ante un hecho. 

De hecho, en muchas ocasiones somos nosotros mismos quienes añadimos más leña al fuego, imaginando los peores escenarios posibles o dejando que las emociones negativas nos sobrepasen y tomen el mando. De esta forma solo conseguimos empeorar la situación, cuando el objetivo es lograr sentirnos mejor. En práctica, terminamos perdiendo la perspectiva de que lo bueno y lo malo, lo negativo y lo positivo se basa esencialmente en nuestros puntos de vista, en la forma en que elegimos reaccionar ante ciertas situaciones.

Muchas de las situaciones que a primera vista podemos considerar como negativas o malas, pueden ser positivas, o al menos adquirir un carácter neutro si sabemos darles la vuelta y sacarles partido.

Por supuesto, no se trata de relativizar todo o de sufrir en silencio. Cuando una situación no nos gusta o se convierte en un obstáculo para lograr nuestros objetivos, debemos intentar cambiarla, pero si no podemos, chocar continuamente contra un muro no servirá más que para hacernos daño. Si no podemos derrumbar esa pared, es mejor que aprendamos a sacarle provecho.

Para lograrlo, es importante tener claro que todo depende de la interpretación, la cual está determinada por nuestras experiencias, expectativas y las emociones que nos están embargando. Sin embargo, lo que estamos viendo no es la única realidad, sino tan solo una faceta de esta. Nuestra reacción ante la situación será la versión final. Por tanto, enfócate en buscar soluciones, no en quejarte. 

Recuerda que la vida no es como quieres que sea, muchas veces es caprichosa e inesperada. Seguirá poniendo problemas a tu paso, así como nuevas oportunidades. Tú eliges si quieres ser una víctima o si prefieres tomar las riendas y aprender a cada paso.

Después de todo, recuerda que nada es para siempre. Si algo te disgusta, intenta cambiarlo, si no puedes, no te tortures y cambia tu actitud. Aprende a abrazar la vida, con todo lo que ello conlleva.
Rincón de la Psicología 

Así es la Patagonia, timelapse rodado en 8K con una cámara de formato medio


http://www.xatakafoto.com



Patagonia timelapse 4k pentax
El vídeo muestra en cuatro minutos y medio algunos de los más bellos paisajes de la Patagonia, al sur de Argentina y Chile. Claro que, acostumbrados como estamos a espectaculares vídeos timelapse, lo que nos ha llamado la atención de “Patagonia 8K” es justo lo que revela su título, que ha sido rodado en esa resolución gracias a una Pentax 645Z.
Más de seis semanas de rodaje y unos 7.500 km recorridos desde Santiago de Chile hasta Punta Arenas (puerta de entrada a la región Austral bautizada también como “fin del mundo”) le llevaron al fotógrafo Martin Heck, de Timestorm Films conseguir este impresionante vídeo creado a partir de 100.000 fotos. En él ha sacado todo el partido del sensor de 51,4 megapíxeles de la Pentax 645Z, que es capaz de tomar imágenes de 8256 x 6192 píxeles.
El único problema es que la mayoría de la gente, incluidos nosotros, no podemos verlo en su resolución nativa y apreciar la calidad en toda su grandeza. Tendremos que conformarnos con verlo con algo menos de resolución, porque aún así merece la pena.
https://youtu.be/ChOhcHD8fBA  


Vía | Fstoppers